· 

Un poco de historia

El Reino de Tailandia tiene su propio sistema de medicina tradicional llamado "Medicina Tradicional Tailandesa" (MTT). Se originó durante el período de Sukhothai (1238-1377). La MTT se desarrolló en paralelo con el país como un medio de atención de la salud hasta principios del siglo XX. El avance de la medicina moderna en el mundo occidental durante los primeros años del siglo XX ha llevado al declive de las prácticas médicas tradicionales en muchos países del mundo, no solo en Tailandia. Como resultado, la medicina moderna fue reemplazando a la MTT y otras medicinas locales, convirtiéndose en el principal sistema de atención médica. Mientras, la MTT se convierte en una rama de la medicina no convencional o alternativa.

 

 

Con los años, Tailandia, empezó a reconocer que la medicina moderna probablemente no era la respuesta a la buena salud de los tailandeses, ya que una gran cantidad económica era gastada en el tratamiento de enfermedades con medicamentos importados sin que estos pudieran mejorar la salud o curar con éxito enfermedades crónicas relacionadas, sobre todo, con el estilo de vida.

 

 

Con el objetivo de que el sistema de salud de Tailandia fuese autosuficiente y rentable se empiezan a revisar y recuperar muchos textos y prácticas tradicionales de su cultura, reconociendo la gran importancia y efectividad de la MTT y otras medicinas locales para el tratamiento y prevención de algunas enfermedades, donde las hierbas y plantas medicinales desempeñan un papel muy importante en el cuidado de la salud de los tailandeses.

 

Lo que, normalmente, la mayoría de occidentales conocen sobre Medicina Tradicional Tailandesa suele ser la Medicina Tradicional Thai o paet-paen-tai, una forma sistematizada de medicina tradicional contemporánea que el gobierno tailandés y su propio Ministerio de Salud Pública aprobaron para que esta fuera promovida y enseñada por toda Tailandia, principalmente, después de la II Guerra Mundial. Hoy en día este tipo de medicina tradicional está en auge, pero también, es común encontrar un tipo de medicina local con prácticas, técnicas y teorías que a menudo suelen contribuir a la Medicina Tradicional Tailandesa actual y que no son tan conocidas, sobre todo por el mundo occidental. Un ejemplo es la Medicina Tradicional Lan-Na, una medicina local muy importante que surgió en una región del norte de Tailandia.

 

La Medicina Tradicional Lan-Na está basada en textos escritos en lengua Kham Muang[1] , el tailandés norteño o Lan-Na, una escritura que deriva del antiguo Mon y Khmer (4500 a.C.). No está muy claro pero, parece ser, que la tradición Lan-Na proviene del pueblo Shan que emigró hace siglos desde Yunnan (China) hacia el sur (Siam). Sobre el año 900 a.C., muchas comunidades provenientes del sur de China comenzaron una migración masiva hasta la actual Tailandia, mezclándose con los Bamar, Intha, Kachin, Mon, Rakhine, Toungyo, Wa y otros pueblos, en busca de tierras fértiles para cultivar y así asentarse a lo largo de los valles, cerca de las orillas del río Chao Phraya. El Reino Lan-Na estaba rodeado de altas montañas, bosques de teca, ríos bien abastecidos y fértiles valles y llanuras.

 

Históricamente el Reino de Lan-Na fue fundado en 1259 por el rey Phaya Meng Rai. Durante esta época, el poderoso reino llegó a controlar la mayor parte de lo que ahora constituye el norte de Tailandia, en aquel entonces, formado por Birmania (Myanmar y Xishuangbanna) al oeste, China al norte, el imperio Khemer de Angkor (Camboya) al este y parte de Siam (Tailandia) en el sur. El Reino Lan-Na fue considero un territorio muy deseado, sobre todo por birmanos y siameses. Algunos la describían como “la tierra de un millón de elefantes” o “la tierra de un millón de campos de arroz”. El rey Phaya Meng Rai hizo que su reinado creciera rápidamente, reuniendo a la mayoría de los territorios de la zona bajo su liderazgo. Parte de este rápido crecimiento se debió al proceso de anexión del reino Mon de Haripunchai en 1292 (las actuales ciudades de Lampang y Lamphun). Más tarde, en 1296 se fundó la ciudad de Chiang Mai como capital del Reino Lan-Na, una ciudad comercial entre el sur de China y los puertos marítimos de Birmania. El rey Phaya Meng Rai es recordado en la historia como un habilidoso diplomático que formó alianzas con potencias rivales. Consiguió ser ayudado por el rey Ngam Muang de Phayao y el rey Pho Khunkhamhaeng del reino de Sukhothai, para así resistir la expansión mongol de Kublai Khan y consolidar su posición. Con la muerte del rey Pho Khunkhamhaeng el reino de Sukhothai paso a manos de su hijo, heredero del trono, Phaya Lü Thai. Durante esta época Phaya Lü Thai  escribió el Traiphūmikhāthā (Sermón de los Tres Mundos), basado en mas de treinta fuentes de la literatura budista clásica, en la que Lü Thai, desarrollo una cosmología local. Es evidente que el budismo tuvo una gran aceptación, tanto que, se mezcló en muchas ocasiones con los propios ritos y prácticas tradicionales locales estrechamente relacionadas con el animismo (en 1477 El Octavo Consejo Mundial Budista se reunió en Wat Jet Yod para revisar el canon budista, llevando a la cultura Lan-Na a lo mas alto).

 

 

Después de la muerte del rey Phaya Meng Rai, muchos reyes de la dinastía Meng Rai gobernaron el Reino Lan-Na, cambiando la sede administrativa entre Chiang Rai, Chiang Saen y Chiang Mai. Chiang Saen fue la primera capital del Reino Lan-Na que luego fue trasladada a Chiang Rai hasta la construcción de la ciudad de Chiang Mai. Fue una ciudad importante en la defensa del extremo Norte del Reino. El declive del Reino de Lan-Na está marcado por la muerte del rey Kao en 1526, dando como resultado un largo periodo de intranquilidad, traición y corrupción, además de ser un periodo de repetidos ataques por parte de los birmanos. Con el tiempo los birmanos se hacen con parte del Reino Lan-Na y finalmente, en 1558, Chiang Mai cae en sus manos.

 

Durante los próximos 200 años el Sureste Asiático vivía por y para la guerra. La ciudad de Chiang Mai es invadida con frecuencia tanto por los birmanos como los siameses de Ayutthaya, en ese intento de reclamarla como propia. Mientras, el Reino Lan-Na, es roto en varios estados-ciudad como Nan, Phayao, Phrae, Chiang Rai, Lampang y Chiang Khong, uniéndose a Ayutthaya. Durante las numerosas batallas que se producían entre ellos, los birmanos aprovecharon una época de escasez de alimentos y un brote de viruela en Ayutthaya para mandar a sus ejércitos y convertir a Siam un estado tributario birmano y ejercer su poder en las tierras conquistadas. Los birmanos debilitados no podían ejercer su poder en las tierras conquistadas, necesitaban controlar la situación y decidieron empezar a tomar como rehenes a los primogénitos y descendientes de algunos reyes de Siam. Entre ellos, al príncipe Naresuan, posterior señor Lan-Na, llevándoselo a Pegu, principal reino birmano de la época. Durante unos seis años, Naresuan, estudió, junto la elite birmana y, fue entrenado en diversas artes de guerra. Al poco tiempo Neresuan escapó de Pegu y regresó a Ayutthaya para iniciar campañas bélicas contra los birmanos y liberar a las familias siamesas que fueron retenidas. Hoy en día, Naresuan, es considerado un héroe histórico, un mito para todos los tailandeses, una auténtica leyenda. Naresuan destacó como estratega, comandante y luchador. Gracias a Naresuan quedó libre la amenaza birmana durante un tiempo, hasta que, al parecer, enfermó de viruela y murió el 25 de abril de 1605. Muchos Shan creen que el rey Naresuan fue incinerado y sus cenizas enterradas en la Cordillera de Daen Lao, en una estupa de Mong Hsat, al este de Myanmar.

 

 

Después su hermano Ekathotsarot le sucedió como rey. Tras su coronación el reino de Ayutthaya alcanzó su grado máximo y el Reino Lan-Na se separó. Entonces, los birmanos, invaden en 1614 de nuevo el Reino Lan-Na, convirtiéndolos de nuevo en sus vasallos; cobrándoles tributos e impuestos anuales para continuar extendiendo su imperio. Birmania, que tenía el control Lan-Na en el norte y que había unificado sus reinos bajo una poderosa dinastía, lanzó de nuevo varios intentos de invasión al reino de Ayutthaya. Para liberarse de las fuerzas birmanas, el ejército tailandés se reagrupó al sur de Ayutthaya, en la actual Bangkok, para expulsar a los birmanos, pero finalmente, en 1767, el ejército birmano invade Ayutthaya asolando la ciudad, raptando a más de 90.000 personas y a la mayoría de la familia real, golpeando duramente la capital con una época de escasez.

 

 

Durante esta época los birmanos cometieron atrocidades que han dejado una gran marca en los tailandeses, siendo recordada aun hoy en día, sobre todo en las relaciones políticas entre birmanos y tailandeses. A pesar de la victoria birmana, éstos fueron obligados a retirar sus fuerzas de Siam.

 

El general Chao Kavila de Lampang, uno de los jefes locales del Reino Lan-Na, ayudó a liberar el norte de Tailandia del comportamiento represivo de los birmanos. Se reveló con ayuda de los siameses, quienes querían integrar de nuevo el Reino Lan-Na en el creciente reino tailandés. El general Chao Kavila junto al Rey Narai Rama I (Chao Phraya Chakri), de la dinastía Chakri de Siam, consiguieron derrotar y expulsar a lo birmanos en Lampang en 1774 y, más tarde, en 1776 de Chiang Mai.

 

 

Mientras tanto, los birmanos seguían queriendo recuperar el Reino Lan-Na pero, gracias a la alianza entre los dos reinos, los birmanos tuvieron que retirar sus intenciones. Posteriormente, con el tiempo, el Reino Lan-Na fue gradualmente disolviéndose y Chiang Mai pasó a convertirse en el vasallo de Siam.

 

Durante el reinado del Rey Narai Rama I se creó un real decreto donde se dividían los deberes y tareas de los médicos de la corte de acuerdo a su experiencia y especializaciones. Se crean los departamentos de pediatría, masaje, farmacopea e incluso, y debido a la tuberculosis que afectaba a muchas personas en esa época, se fundó un departamento especializado en tratar esta enfermedad. El Rey Narai tuvo muy buenas relaciones con sus homólogos en China pero en especial con Francia. Estas relaciones fueron más allá de lo comercial. En el selecto grupo de médicos de la corte se encontraban dos médicos franceses y un chino que, junto a los médicos tailandeses, fusionaron el conocimiento de estas medicinas en beneficio de la comunidad. Durante esta época, los médicos tailandeses, recopilaron muchos de los textos relacionados con las medicinas tradicionales de Siam para tratar de dar forma y codificar una medicina tradicional tailandesa. Así surgió la “medicina tradicional antigua” ò “paet-paen-boh-raan”.

 

 

Tras la caída de Ayutthaya la disciplina moral entre los monjes del país se vio erosionada, con lo que el rey Rama I tuvo que tomar cartas en el asunto y comenzó a hacer algunas reformas importantes en el budismo, sobre todo, para probar la legitimidad de los monjes. Además, el pueblo de Tailandia, seguía teniendo un profundo arraigo en el animismo y el culto sobre los espíritus guardianes y gobernantes del pasado, con lo que se fomentaron las ceremonias estatales de devoción a Buda. A continuación, su sucesor el rey Phuttaloetla Nabhalai, Rama II, conocido como Buddha Loetla Nabhala, hijo de Rama I, gobernó Tailandia entre 1809-1824, considerado un periodo de renacimiento en la cultura y el arte tailandés, donde éstas empiezan a recibir influencias occidentales.

 

 

 

Posteriormente, el rey Rama III (1824-1851), de la dinastía Chakri, fue quien ordenó que todos los fragmentos de los textos que se salvaron fueran grabados en piedra como epígrafes descriptivos en Wat Pho, el templo más grande de Bangkok. En este periodo se creó lo que se conoce popularmente en Tailandia como la “Universidad del Pueblo”. El Rey Nangklao Rama III ordenó tallar y construir las famosas estatuas en piedra de los ejercicios del ermitaño (Ruesi Dat Ton) para que el pueblo pudiese tener acceso a esta sabiduría de bien común. En 1836 se recogieron más de 1.000 fórmulas sobre el conocimiento y la teoría de la medicina tradicional en cuanto al origen de las enfermedades y sus tratamientos.

 

En 1851, el rey Mongkut Rama IV llega al trono intentado mantener la independencia del país frente a los colonizadores europeos representados por la expansión en el sudeste asiático de Francia y del Reino Unido,  donde las medicinas tradicionales tailandesas cada vez se ven más amenazadas por occidente. Con el tiempo comienza una época de desprestigio para estas medicinas y la medicina occidental gana terreno. Durante ese periodo están prohibidas las medicinas tradicionales. Muchos médicos se vieron obligados a quemar muchos textos, incluso algunos fueron arrestados por considerar que ponían en peligro la salud pública.

 

Más tarde, durante el reinado del rey Rama V Chulalongkorn “el Grande” (1868) se reanuda la investigación y recopilación de los textos médicos tradicionales para tratar de completar la información general sobre la medicina tradicional y, así, continuar el trabajo iniciado por el rey Rama I.

 

 

El rey Rama V Chulalongkorn fue quien instauró la primera facultad de medicina de Tailandia, donde los alumnos, además de estudiar medicina occidental, se podrán formar en medicina tradicional. Aun así, con la creciente popularidad de la medicina occidental, la medicina tradicional sigue cayendo en un abismo, siendo una época turbulenta, donde las ideas y teorías occidentales cobran más fuerza. El rey Rama V Chulalongkorn es considerado uno de los más grandes soberanos de Tailandia, el hombre que introdujo al país en el mundo moderno. El historiador David K. Wyatt [2] aseguró que su reinado significó "el quiebre definitivo entre el viejo Siam y la nueva Tailandia". Durante esta época la filosofía y la espiritualidad del mundo budista se extrae para evitar críticas, empieza de nuevo un periodo de incredulidad, prohibiendo muchas de las artes de curación tradicionales, considerándose la mayoría de ellas como no científicas y peligrosas. El animismo, el budismo, la comprensión de aspectos tales como espíritus, el karma, la adivinación, la magia, la astrología, los ritos y algunas ceremonias, empiezan a no tener importancia y a considerarse pura fantasía. Más tarde, llegó la Segunda Guerra Mundial, y algunas zonas de Tailandia empiezan a servir de base militar para las tropas aliadas en su guerra contra los japoneses. Debido a este asentamiento militar, la medicina occidental gana más aceptación entre la población tailandesa, perdiéndose el uso de las medicinas tradicionales, sobre todo, en las grandes ciudades y, en especial, en la capital, Bangkok. Finalizada la guerra, las bases militares aliadas fueron desmanteladas y Tailandia poco a poco vuelve ala normalidad. Fue entonces, en la época del monarca Bhumibol Adulyadej, Rama IX, cuando se decide crear la primera escuela de Medicina Tradicional Tailandesa (MTT), concretamente en Wat Po (Bangkok), ya que en este templo se recogían libros de texto sobre medicina tradicional. En una de sus visitas al templo  de Wat Po, el rey aconsejo al comité del monasterio que se estableciera una escuela de medicina tradicional para la enseñanza  de prácticas tradicionales tailandesas de medicina, farmacia, partería y masaje.

 

 

Seria en 1955 cuando expertos médicos tradicionales junto el comité del monasterio decidieron seguir el consejo real, naciendo así la Asociación Médica Tradicional Tailandesa y la Escuela de Medicina Tradicional Tailandesa de Wat Po. Rápidamente Wat Po comenzó a ofrecer programas de capacitación en medicina, farmacia y partería a algunos alumnos (Sr. Sintorn Chaichakan, Soen Somboon, Luang Buretbamrungkarn, Moh Prasert Phrammani y Lieutenant Sek Saralamp).

 

 

Más tarde, en 1961, a petición del rey Bhumibol Adulyadej, se vuelven a revisar los registros históricos y practicas médicas existentes sobre medicina tradicional tailandesa, naciendo la MTT o Medicina Thai ( paet paen tai ) la más reciente evolución de la medicina tailandesa. Desde entonces Wat Po ha ofrecido estudios de capacitación en diferentes ramas de la MTT, nombrando al Sr. Kamthon Tangtrongchit, director de la Asociación Médica Tradicional Tailandesa de Wat Po. El Sr. Kamthon Tangtrongchit y el Ministerio de Salud Publica se esforzaron en restaurar la Medicina Tradicional del país gracias a unos libros de texto preparados por un grupo de maestros de Wat Po. Esto sirvió para crear una forma sistematizada de MTT y  poder regularizar un plan de estudios. En esta época se dan a conocer una serie de diagramas (Sen Phra Than Sip o Diez Lineas Principales) que se incorporaron en la MTT y que, aun hoy en día, sirven de referencia en los programas y rutinas, sobre todo, en el masaje. Se podría decir que los Sen Phra Than Sip son una versión específica que deriva de la escuela de Wat Po.

 

 

Más adelante, el  Sr. Sintorn Chaichakan, al terminar los estudios en Wat Po (1958) decidió quedarse como maestro durante cuatro años en el templo. Después dejó de enseñar en Wat Po y viaja a Chiang Mai para empezar a practicar medicina en pequeños dispensarios de los jardines de algunos templos de la ciudad. En este tiempo, empezó a adaptar su práctica de masaje y medicina herbal a la cultura del norte de Tailandia. Uno de los  cambios más importante que hizo fue reducir la velocidad de las rutinas de masaje, adaptándolo al "estilo relajado" de los nativos de Chiang Mai e incorporó el conocimiento herbal de la zona en su farmacopea aprendida en Wat Po.

 

 

En 1973, Ajahn Sintorn Chaichakan, gracias a una pequeña subvención estatal compró unos terrenos a las afueras de Chiang Mai para fundar el "Centro de Medicina Tradicional del Norte" (Sathan Phayaban Banthao Thuk Phak Nuea el Old Medicine Hospital), por aquel entonces solo con diez camas. 

 

Más tarde, a partir de 1978, diversos aspectos y prácticas de las Medicinas Tradicionales Tailandesas se empiezan a promover para integrar el conocimiento médico tradicional en sus sistemas nacionales de salud, sobre todo con la práctica del dhammanamai, el masaje tradicional tailandés y la medicina herbal. La política del gobierno sobre la promoción del uso de plantas medicinales y las medicinas tradicionales en el sistema de salud ha continuado hasta el día de hoy tal y como se indica en los Planes Nacionales de Desarrollo Económico y Social de Tailandia, muy diferente a muchos países europeos. Esto demuestra claramente la intención y el compromiso del Gobierno Tailandés en promover la MTT y la medicina herbal como otro medio de atención médica más para los tailandeses. Gracias a una política nacional y al apoyo financiero del Gobierno de Tailandia se ha podido desarrollar y fortalecer el cuerpo del conocimiento de las medicinas tradicionales de su país, extendiéndose a muchas organizaciones interesadas, incluso a niveles internacionales. Algunas de las medicinas locales, como es el caso de la Medicina Tradicional Lan-Na, es cada vez más conocida, incluso apoyada por el mismo Ministerio de Salud Pública de Tailandia. Posteriormente, en 1985 se creó el Royal Proyect Foundation, una fundación para fomentar, desarrollar y financiar el resurgimiento de las tradiciones tailandesas. En 1999 se aprueba la Ley de Protección y Promoción de la Sabiduría de la Medicina Tradicional Tailandesa BE2542 para registrar oficialmente las prácticas y conocimientos tradicionales tailandeses.

 

 

Gracias a la Ley de Protección y Promoción de la Sabiduría de la Medicina Tradicional Tailandesa  B.E. 2542 (1999) se han podido conservar y llevar a cabo actividades de investigación y desarrollo en beneficio de la sociedad y la nación tailandesa. Cabe destacar la digitalización de muchos textos para su posterior investigación, como algunos  cuadernos antiguos (samud khoi), libros de texto (khamphi) y otros formatos tradicionales donde se codifican y almacenan muchos de los conocimientos locales [3].

 

 

En octubre de 2002 nace el Departamento para el Desarrollo de la Medicina Alternativa Tradicional Tailandesa (Department for Development of Thai Traditional and Alternative Medicine (DTAM)) como un nuevo departamento del Ministerio de Salud Pública. El Dr. Vichai Chokevivat, Director General del DTAM, en colaboración con otras organizaciones relacionadas, presentaron un documento titulado; “El papel de la MTT en la promoción de la salud” (The role of thai traditional medicine in health promotion) que recoge los principios de las medicinas tradicionales tailandesas. De acuerdo con el documento, las medicinas tradicionales tailandesas tienen que formar parte de la política nacional de salud del país para así desarrollar, transferir y proteger los conocimientos tradicionales de las medicinas, sobre todo, la medicina alternativa a base de plantas medicinales e indígenas.

 

 

Gracias a todos estos esfuerzos, alrededor del 2004, se inicio en Tailandia la regularización oficial de los profesionales del masaje y otras practicas bajo el control del ministerio de Salud Publica. Entre los objetivos del Royal Proyect Foundation y el ministerio de Salud Publica figuraba la estandarización de las industrias de terapia de balnearios y clínicas de masaje.

 

En 2013 se aprueba la Ley de Profesiones Médicas Tradicionales de Tailandia, B.E. 2556 (2013), la cual reemplaza las disposiciones pertinentes de la Ley de Protección y Promoción de la Sabiduría de la Medicina Tradicional Tailandesa  B.E. 2542 (1999), dando paso a que las medicinas indígenas estén reconocidas, incluyendo algunos de sus sistemas de curación, como una rama más de la MTT, como bien puede ser el caso del Tok Sen. Solo el tiempo desvelara los resultados de este movimiento a largo plazo, cabe la posibilidad de que se pierda una parte considerable de las tradiciones orales y las practicas rurales.

 



[1] Gracias a numerosos eruditos y comerciantes en el sur de Asia este tipo de escritura fue muy usado, sobre todo, en monasterios budistas para escribir textos religiosos y mágicos.

 

[2] David K. Wyatt fue un historiador y autor estadounidense que estudió Tailandia.

[3] Existe una base digitalizada disponible en el Centro de Antropología Princesa Maha Chakri  Sirindhorn, una institución académica en Tailandia, establecida en 1992. Su objetivo es el acopio sistemático, procesamiento y revisión de datos antropológicos dispersados por toda Tailandia.

http://www.sac.or.th/databases/manuscripts/en/main.php?m=document&p=index).