TRAINING PROGRAM TOK SEN

El Tok Sen es un útil terapéutico de la  tradición  de curación  Lanna, Paet peu baan khawang laan-naa. La tradición de curación Lanna forma parte de una cosmovisión indígena, basada en el conjunto de conocimientos teóricos y prácticos, explicables o no, utilizados para diagnóstico, prevención y supresión de trastornos físicos, mentales-espirituales-emocionales y sociales, basados principalmente en el conocimiento milenario sobre la madre tierra, el uso de las plantas medicinales, animales y minerales. 

Es muy probable que la tradición de curación Lanna sea original del pueblo Shan, un grupo étnico que migro desde las montañas del sur de la provincia de Yunnan, China, que actualmente viven sobre todo en el Estado Shan, pero también habitan en regiones fronterizas con China y Tailandia.

 

La mayoría de los aldeanos de estos pueblos son seguidores de los ritos y practicas prebudistas que incorporaron  el budismo en su vida diaria, conciliándose ambas practicas en algún punto de la historia hasta nuestros tiempos, dando forma a la Medicina Tradicional Tailandesa. 

 

Los formatos tradicionales tailandeses  donde se suelen codificar y almacenar los conocimientos locales son generalmente conocidos como  "tratado" ( khamphi ), o "manual" (khu Mü, Tamra o  Sāstra), tomando la forma de manuscrito en hojas de palma. El término Sāstra se utilizó para la codificación escrita de ciertas prácticas y  actividades donde se plasman  conocimientos técnicos o especializados. 

 

 

Afortunadamente,  hoy  en  día,  antiguos  textos  tradicionales o Sāstra están empezándose  a  traducir por un pequeño grupo de personas que comienzan a grabar y enseñar muchos de estos aspectos de Tailandia para aquellos que no hablan tailandés. Es un movimiento que está en su infancia y es ahora cuando muchos de estos textos antiguos de  la Medicina Tradicional Lanna estan dándose a conocer, trayendo consigo una nueva comprensión en  profundidad  de  la Medicina  Tailandesa, donde se aprecia claramente un sistema de creencias que está asociado principalmente con el uso de la magia y  prácticas animistas. Aunque el budismo no es considerado como una religión en la que se practique la magia, en algunas comunidades como las que se encuentran en Tailandia y Camboya, no puede haber ninguna duda de que el budismo comparte un terreno común. 

 

tok sen
Tok Sen therapy

 

En Tailandia podemos encontrar la “ciencia de lo oculto” o ไสยศาสตร์ “Saiyasat”, textos que hablan de muchas  practicas “mágicas” y que hoy en día, lejos de desaparecer,  han resurgido en la actual era, y está ganando su lugar.  El Tok Sen pertenece a una de esas prácticas mágicas o artes de sanación más  populares  en  las  provincias  del  norte  de Tailandia, Chiang Mai, Chiang Rai, Lamphun y Lampang, y también en la vecina Myanmar y Laos.

 

Actualmente, muchas escuelas que imparten formación relacionada con la Medicina Tradicional de Tailandia están incluyendo el Tok Sen en sus programas de estudios, con el propósito de hacer resurgir y popularizar su uso y así mantener una tradición viva. Principalmente las formas en las que se adquiere, enseña y se practica se rigen por métodos e iniciaciones específicas que se han transmitido de generación en generación.

 

 

En Tailandia podemos encontrar la “ciencia de lo oculto” o ไสยศาสตร์ “Saiyasat”, textos que hablan de muchas  practicas “mágicas” y que hoy en día, lejos de desaparecer,  han resurgido en la actual era, y está ganando su lugar.  El Tok Sen pertenece a una de esas prácticas mágicas o artes de sanación más  populares  en  las  provincias  del  norte  de Tailandia, Chiang Mai, Chiang Rai, Lamphun y Lampang, y también en la vecina Myanmar y Laos.

 

Actualmente, muchas escuelas que imparten formación relacionada con la Medicina Tradicional de Tailandia están incluyendo el Tok Sen en sus programas de estudios, con el propósito de hacer resurgir y popularizar su uso y así mantener una tradición viva. Principalmente las formas en las que se adquiere, enseña y se practica se rigen por métodos e iniciaciones específicas que se han transmitido de generación en generación.

 

Mo Bunchu Chantrabut 

 

Antiguamente  era muy común que los conocimientos fueran transmitidos de maestro a alumno, manteniendo un texto antiguo de enseñanza tradicional y otro en el que los estudiantes fueran agregando anotaciones y aclaraciones del texto tradicional para futuros estudiantes y así poder seguir un linaje de transmisión. 

 

El Tok Sen es un arte de sanación en el que tradicionalmente se realizan  ceremonias para consagrarlo, recitando una runa de protección, un parita o mantra, una formula “mágica” de palabras y silabas en pali, procedentes de fórmulas nemónicas  que resumen un sutra o una enseñanza y que pueden ser ininteligibles, sin ninguna explicación, convirtiendo el Tok Sen en un tipo de  "medicina consagrada", donde pasa a ser un simple objeto normal y corriente a un objeto mágico, sagrado, dotado de poder, capaz ahuyentar la enfermedad y los malos espíritus. 

 

Kru Dao

 

Además, cuando  golpeamos  el  Tok  Sen generamos una energía acústica que se transforma en una  onda mecánica que fluye por todo cuerpo a partir del lugar del impacto. Estas ondas que  son absorbidas por nuestro cuerpo producen un efecto de micro inducción  e  inducción  acústica,  generando  unos movimientos rítmicos alternativos  de  presión  y  tracción sobre los diferentes tejidos. Todas las ondas que generamos con el Tok Sen transportan energía entre dos puntos separados  sin  alterar  físicamente  el  material  a  través  del  cual  se  hace el transporte  o  transmisión, no transportan materia, algo muy a tener en cuenta ya que ese es el gran secreto del Tok Sen,  convirtiéndose  en  una  herramienta  de  trabajo "mágica".

 

 

Si estas interesado en profundizar un poco más en este arte de sanación y aprende a utilizar una de las herramientas más simples y poderosas visita nuestro Training Program.

 

"Siempre con respeto y gratitud hacia el pueblo tailandés y hacia todos los maestros que han compartido sus enseñanzas conmigo"


Escribir comentario

Comentarios: 0